Aceite de cañamo: propiedades y beneficios

El aceite de cáñamo es sin duda uno de los ingredientes que más enamorada me tiene. No, no penséis mal, chicos, que no coloca. El THC y el CBD, componentes responsables respectivamente de los efectos psicoactivos y analgésicos, no se encuentran en su aceite (donde en todo caso, pueden hallarse en la despreciable cantidad de una parte por millón), sino en sus flores. Y desde luego no es eso lo que más me interesa de esta planta. Sus propiedades antiinflamatorias y regenerantes, unida a su nula comedogenicidad, es lo que mi piel mixta-seca y mis brotes de dermatitis atópicas me piden. Además es regenerante y reafirmante, y se absorbe increíblemente  bien sin dejar tacto graso. ¿Un lujo?¡Qué va! ¡Si en comparación con otros de propiedades similares es relativamente barato! Quedaos aquí y os cuento más cositas de esta pequeña maravilla.

El aceite de cáñamo se caracteriza por una composición en la que predominan los ácidos grasos omega 6 y 3, que junto al oleico constituyen alrededor del 80% del total. Esto le otorga ante todo, unas increíbles propiedades antiinflamatorias que lo convierten en un aceite de elección en el tratamiento de dermatitis atópica. También es un buen remedio contra la keratosis pilari (es decir, los dichosos granitos rojos del cuerpo que suelen ir asociados a la atopía). Además, es rico en tocoferoles y en la semilla también se encuentran proteínas.

Su poder regenerador y reafirmante mima asimismo pieles maduras, sensibles y/o secas, facilitando los procesos de división celular. Esto también es muy interesante en el tratamiento, de heridas, cicatrices y estrías

Todas estas bondades junto con su nula comedogenia (con un valor de 1 según la mayoría de tablas) hacen de él una excelente opción para el tratamiento de pieles acneicas, en las que contribuye a la cicatrización de las heridas y granos típicos de este tipo de piel para que no queden marcas. Es un aceite muy bien tolerado por pieles grasas y mixtas, a las que nutre sin dejar sensación grasa debido a la rápida absorción debida a su proporción de ácidos grasos en la que, como he comentado, predominan los poliinsaturados. Además, su extensibilidad ayuda a diluir el sebo y poner a raya a los granitos, puntos negros e incluso al millia.

Nutricionalmente, el aceite de cañamo proporciona por sí solo el balance recomendado de omega 6 y 3 (3:1). Ayuda a combatir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. Al igual que otros aceites ricos en estos ácidos grasos, y tal y como menciono en el post al cual os he enlazado anteriormente, previene la aparición de dermatitis atópica en niños (sobre todo si lo toma la madre lactante). Lo podemos incorporar usando su aceite para aliñar, en suplementos o tomando las semillas, siempre en crudo. Aunque personalmente, creo que ningún suplemento sustituye una buena dieta, sino que los buenos alimentos como este son dignos de introducir en la dieta (como aliño de ensaladas, las semillas para dar un toque a postres y cereales de desayuno, etc). Eso sí, evitad usarlo en frituras, ya que es muy sensible al calor.

Pero ojo, las cosas buenas son caprichosas, y el de cáñamo es un aceite que hay que trabajar con cuidado. Como todo aceite rico en poliinsaturados, se enrancia con mirarlo. Por ello, yo siempre lo incorporo en las cremas en la fase fría, y en combinación con mi tándem antioxidante. Además es aceite muy fotosensible, con lo que si pretendéis incorporarlo a cremas de día tendréis que hacerlo con mucha moderación y siempre en combinación con dicho tándem. No quiere decir esto que sea fotosensibilizante, es decir, se degrada con la radiación solar, pero no hace que la piel sea más vulnerable a la misma como haría un aceite esencial cítrico (de hecho, en la bibliografía que os dejo, hay un estudio que sugiere su capacidad de absorción de los rayos UVA y UVB, así que de fotosensibilizante nada).

¡Ante todo, es un aceite que conviene gastar rapidito! Aunque ya sabéis, si no le dais la suficiente salida en cosmética, siempre os podéis aliñar la ensalada con él.

Bueno, y como siempre, os dejo los usos que le he dado:

  • “En bruto”. Me parece un excelente aceite para para usar en pieles maduras asociado al de argán. Para pieles mixtas y grasas, una gotita de una mezcla a partes iguales de este aceite con aceite de jojoba equilibrará la producción de sebo y si padecéis de acné, os ayudará a acabar con las dichosas cicatrices (y si precedéis el ritual con un poco de gel de aloe vera, mejor que mejor).
  • En cremas faciales para cualquier tipo de piel, especialmente las sensibles, mixtas, secas y maduras. Os enlazo a un par de las que he hecho yo, indicadas para pieles mixtas-secas en verano y en invierno, respectivamente. En mis faciales ya es un aceite imprescindible.
  • Como tratamiento corporal para pieles atópicas. Podéis usarlo como parte de un bálsamo antieccemas o incluirla en la fase oleosa de una loción corporal (si lo asociáis al aceite de borraja o el de onagra potenciareis su efecto antiinflamatorio).
  • Como aceite de masaje: da un tacto penetrante y además, otorga propiedades regenerantes, que van fenomenal para el tratamiento de estrías;  y reafirmantes, que pueden resultar muy útiles en anticelulíticos (asociadlo a un aceite circulatorio como el de nuez de macadamia o el de arroz) y para embellecer el busto.

Bibliografía:

  • Oomah BD, Busson B, Godfrey DV, Drover J.C.G (2002). Characteristics of hemp (Cannabis sativa L.) seed oil. Food chemistry 76, (33-43).
  • Callaway J.C. (2004). Hempseed as a nutritional resource: an overview. Euphytica 140, 1-2 (65)

 

 

Anuncios

10 pensamientos en “Aceite de cañamo: propiedades y beneficios

    • Pues es un remedio barato y practico para brotes de dermatitis. Además, de cara a la veterinaria todo lo dicho es aplicable también para los bichos eh! Si a los perros se les da Acana por sus ácidos grasos, también puedes suplementar con este aceitico, deja el pelaje impresionante

      Me gusta

  1. Pingback: Crema casera antioxidante de coenzima Q10 | La Choza de Bambú

  2. Pingback: Protector solar y after sun | La Choza de Bambú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s