Facial para pieles mixtas de fresa y pomelo (método ONE-POT).

No lo puedo remediar. Cada vez que acabo una facial, no me ciño a las fórmulas que tenía, sino que me reinvento y pruebo cosas nuevas. Además, como os he dicho muchas veces, la piel cambia con la estacionalidad y los factores ambientales, entre otras cosas. Hay que hacer caso a lo que te pide la piel en cada momento, y en especial las pieles mixtas son muy caprichosas.

Hoy os traigo una fórmula más ligerita que lo habitual. Controla muy bien los granitos y la producción de grasa, dejando la piel muy suave. Es cierto que las zonas más secas de mi cara piden algo más de hidratación, pero en fin, nada que un poco de sérum o aceitito no pueda remediar. Además, es sencillísima de realizar ya que el emulsionante utilizado, el Olivem, permite llevar a cabo una técnica ONE-POT, que os describo en el vídeo.

El extracto de fresas es el ingrediente estrella. Desgraciadamente, la vitamina C que contienen las fresas se degrada con el tiempo y no se puede aprovechar. Sin embargo, las fresas son astringentes e hidratantes, y son ricas en polifenoles, antocianinas (Lo que las confiere un gran poder antioxidante) así como vitaminas del grupo B. Es muy fácil de realizar en casa, y basta con preparar una mezcla de agua y glicerina al 30% (70 g de agua y 30 g de glicerina).De esta disolución  se tomarán 35g y se añadirán 15 g de fresas bien picaditas. Se deja reposar un día en un frasco esterilizado con alcohol y se filtra.

Además del extracto, he elegido aceite de jojoba por sus propiedades seborreguladoras y su tacto seco. El aceite de cáñamo por su parte, le he dedicado una entrada entera pero aquí van a destacar sus propiedades regenerantes y antiinflamatorias (ideal para los granitos) junto con su nula comedogenicidad. La manteca de sal dará algo de textura pero con un tacto más penetrante que otras mantecas como la de karité.

Para completar este tándem de regeneración están el pantenol, el MSM y la alantoína. Por último, el aceite esencial de pomelo (sin furocumarinas, es decir, no fotosensibilizante) es seborregulador y antiséptico, lo cual va a  hacer una sinergia muy buena

Por puro vicio, he decidio añadir unas cuantas gotinas de Rouge baiser, lo cual es totalmente opcional y si sois veganos podéis sustuirlo por un poco de infusión cargada de hibisco (que puede ser vuestra fase acuosa), de zumo de remolacha o de colorante alimentario.

Fase A (se pone al baño maría y se bate bien)

  • 9% aceite de jojoba
  • 3% aceite de argán
  • 1% manteca de sal
  • 6 % Olivem 1000
  • 5% AH
  • 20% hidrolato de lavanda
  • 39,8% agua destilada
  • 0,1% goma xantan

Fase B (se añade en frío y se bate bien todo)

  • 2% MSM
  • 1% alantoína
  • 1% pantenol
  • 5%HG de fresas
  • 5% aceite de cáñamo
  • 1% aceite esencial de pomelo
  • 0,6% cosgard
  • 0,5% vitamina E
  • 5 gotas de rouge baiser

Anuncios

2 pensamientos en “Facial para pieles mixtas de fresa y pomelo (método ONE-POT).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s