Cómo hacer un macerado oleoso. El aceite de hipérico

COMO-HACER-UN-OLEATO.JPGLlevo bastante tiempo haciendo macerados, pero me he dado cuenta que no he escrito sobre ello. Muy mal por mi parte, teniendo en cuenta que es un básico fácil de hacer, fácil e enseñar y del que más de un seguidor agradecería tener un tutorial con información recopiladita. Y es que, a mi juicio, es la manera más sencilla de extraer principios activos de plantas. Consiste en sumergir una determinada cantidad de planta seca triturada (generalmente un 10% del peso total) en un aceite portador. El resultado será un aceite “potenciado” pero algo más sensible al calor que uno normal: es apto por tanto para emulsiones en frío o como fase fría, y además deberá conservarse con unas 20 gotas de vitamina E por cada 100 g.

¿Qué vamos a extraer?

Como todo, es una técnica con sus limitaciones. En general, es útil para extraer principios activos liposolubles (aceites esenciales, aceites, ciertas vitaminas) pero no  medad no favorezca ni la proliferación de mohos ni la oxidación del aceite. Esto significa que en muchos casos como en el macerado de zanahoria, tengamos que deshidratar primero la planta triturada en el horno  a 40ºC (yo uso el modo con aire) o “al natural”. Sin embargo, hay plantas como el hipérico que es mejor macerarlas en fresco porque conservan mejor sus propiedades.

¿Qué aceite usar?

La elección va a estar condicionada por estos factores: la capacidad de extracción (muy alta en aceites con muchos ácidos grasos poliinsaturados y otros como el de caprylis), la resistencia a la oxidación (desgraciadamente, inversamente proporcional a la anterior) y las propiedades cosméticas del aceite.En general hay que buscar un equilibrio

¿De día o de noche?

Generalmente, de noche o al abrigo de la luz. Hay excepciones como el aceite de hipérico, que  ya os lo explicaré al final del post.

¡Ejemplos, por favor!

  • Para los macerados de caléndula y manzanilla, he elegido un aceite de girasol alto oleico  ya que su gran cantidad de poliinsaturados. Sin embargo, el ácido oleico, monoinsaturado, es un poco limitante en cuanto a extracción (no tanto como en el caso de un aceite de oliva).
  • El aceite de oliva es de los mejores que se lleva con el hipérico, dada la afinidad de la hipericina. Además, es muy resistente al enranciamiento, lo cual interesa en este macerado en concreto en el que voy a dejar que le de el sol.
  • El aceite de sésamo no solo es un buen extractor, sino que además es un buen protector solar (spf 4), lo cual va a hacer una estupenda sinergia con la zanahoria. Rica en betacarotenos, es antioxidante (previniendo el daño solar) y fija el bronceado, además de dar un colorcito naranja a los cosméticos precioso.

¿Cual es el protocolo a seguir?

  1. Pesar la planta y el aceite y envasar en un frasco esterilizado con alcohol
  2. Poner el aceite al calor suave de una yogurtera durante 8-10h
  3. Sacar el aceite de la yogurtera y dejar reposar 8h
  4. Repetir dos veces el paso anterior
  5. Filtrar el macerado con un filtro de café y envasar en un envase opaco

¿Y si no tengo yogurtera?

Prueba con meter los frascos, herméticamente cerrados, en un ciclo de lavavajillas y dejar reposar una semana. También puedes macerar en frío, manteniendo la planta durante 40 días.

El macerado de hipérico, ¿por qué es tan especial?

Recapitulando todo lo anterior, creo que el aceite de hipérico (Hypericum perforatum) se merece un punto aparte. Su principio activo más interesante es la hipericina, conocida por sus propiedades antiinflamatorias. Es un execlente principio activo para tratar quemaduras, golpes, picaduras de insectos y dolores musculares.Además, es astringente y cicatrizante.Un básico totalmente.

Toda una panacea la verdad, pero hay que manejarlo con cuidado, ya que es altamente fotosensibilizante y además, interfiere con numerosos fármacos (como los anticonceptivos hormonales).

La hipericina se localiza fundamentalmente en los pétalos y estambres de la planta. Su maceración se realiza a partir de flores frescas (que tradicionalmente se han recogido la noche de San Juan) y, contrariamente al resto de los otros macerados, es preciso que durante su maceración reciba cierta cantidad de luz solar (indirecta, no hace falta socarrarlo), para que la hipericina se active. Desgraciadamente, en esta tanda he partido de planta seca de herbolario, en la que hay mezcla de flores y tallos, con menor concentración de hipericina. Pero el aceite de hipérico bueno, realizado a partir de flores frescas, tiene un color rojo que da gusto verle. Yo tendré que esperar a la recogida (y rezando por que la planta de mi jardín dé de sí).

Bueno, os dejo con el vídeo. ¡Un abrazo!

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo hacer un macerado oleoso. El aceite de hipérico

  1. Pingback: Protector solar y after sun | La Choza de Bambú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s