Cómo hacer jabón de Castilla

 

La semana pasada escribí una entrada regañando un poco a la gente y diciendo cómo no debe hacerse un jabón por razones de seguridad. Un artículo algo hater que no tendría sentido si no viniese seguido de una entrada más positiva dedicada a cómo hacer bien las cosas. Por eso, hoy os traigo un estupendo tutorial sobre cómo hacer jabón de Castilla.

CASTILLA1.jpg¿Qué es el jabón de Castilla?

Estrictamente hablando, un jabón de Castilla es un jabón realizado con 100% de aceite de oliva, en contraposición al jabón de Marsella que suele incluir además otros aceites vegetales. Es un jabón muy suave y delicado, que hace poca espuma y es muy respetuoso con la pie. Se recomienda para pieles secas y sensibles ya que el aceite de oliva es muy nutritivo. Además, su contenido en polifenoles y vitamina E le da propiedades antioxidantes lo cual es interesante en pieles maduras.

La receta original se realiza sin ningún tipo de aditivo, pero yo como soy más chula que un ocho le echo aceites esenciales (en este caso de romero, antioxidante y antiséptico) y un poco de gluconato de sodio, un quelante que evitará el enranciamiento de los aceites y prolongará la vida útil del jabón. Pero como veis, es un jabón que podéis hacer fácilmente con ingredientes comprados en cualquier supermercado.

Medidas de seguridad

¡Esto es imprescindible! No olvidemos que trabajamos con sosa, un producto muy cáustico castilla2que puede provocar severas quemaduras químicas. Por ello se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. Trabajar en un local ventilado o llevar una mascarilla para no esnifarnos los vapores y acabar teniendo un colocón de mucosas irritadas.
  2. Usar guantes, manga larga y gafas de protección
  3. Echar la sosa a continuación del agua para evitar salpicaduras.
  4. Tener vinagre siempre a mano para neutralizar las quemaduras que accidentalmente se puedan producir

El proceso

  1. Diluimos el gluconato de sodio en el agua destilada
  2. Añadimos poco a poco la sosa sobre el agua destilada, y no al revés, con el fin de evitar salpicaduras
  3. ¡Prohibido calentar! La reacción ya es muy exotérmica y no queremos salir ardiendo
  4. Cuando la sosa esté ya fría, se añade poco a poco sobre el aceite
  5. Batir hasta lograr la consistencia de un pudin (es decir, hasta que el jabón alcance la traza)
  6. Añadir aceites esenciales
  7. Enmoldar

La receta

La receta se calcula en la Calculadora de Saponificación, aunque hasta que haga un vídeo enseñándote a usarla te servirá esta fórmula:

  • 1 kg de aceite de oliva virgen extra. Y no un litro que pesa 916g. Respetad la estequiometría, POR DIOR
  • 123,2g de sosa caústica (si te dijeron que hay que echar mucha más para esta cantidad de aceite te timaron; más de 136,9 g quemaría en la piel)
  • 316,8 g de agua destilada
  • Opcionalmente: 5 g de gluconato de sodio, 30 g de aceite esencial de romero

¡Y eso es todo por hoy! Os animo a que miréis también este tutorial donde os enseño a hacer jabón de miel mediante proceso en caliente. ¡Un abrazote!

CASTILLA3.jpg

Anuncios

4 pensamientos en “Cómo hacer jabón de Castilla

  1. Hola Bambú, excelente tutorial. Tengo una pregunta, nunca he añadido quelantes al jabon en frio pero dispongo de EDTA, lo puedo poner en lugar del Gluconato de sodio?
    Gracias!

    Me gusta

  2. Hola! Qué tal!
    Muchísimas gracias por tus tutoriales, me encantan tus vídeos y tu blog, aprendo mucho, sigue así.
    Quería preguntarte como primeriza en jabones, ¿cuándo desmoldas y cuánto tiempo los dejas curando?.
    Muchas gracias 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s