Cómo hacer desodorante sólido

Sí, existen alternativas naturales a los desodorantes convencionales. Y no todos ellos son la piedra de alumbre. Aunque recientemente haya habido cierto revuelo en redes con respecto a la piedra de alumbre, dado su contenido en aluminio, conviene recordar que en la forma en la que se encuentra, Potassium Alum, es completamente inocua. En efecto, incorporaríamos más aluminio al cuerpo a través de la ingesta de las “descamaciones” de las latas de atún. En definitiva, una miseria.

No obstante, para gente desastre como yo, la piedra de alumbre acaba siendo un auténtico engorro. Soy de ese tipo de gente que podría felizmente calificarse como manitas de cerdo, y se me caen las cosas al suelo constantemente. En el caso del alumbre, las consecuencias son claras: se parte en cristales y para pasártela por la piel acabas arriesgándote a morir desangrada. Bueno, vale, es una exageración, pero me entendéis.

El caso es que desde hace unos años he ido alternando la piedra de alumbre condesodorante2 una receta de desodorante casero que me va fenomenal por su gran concentración en principios activos que inhiben el crecimiento de bacterias causantes del mal olor.

El almidón o polvo de arroz constituye un sustituto de los polvos de talco que va a calmar irritaciones y absorber la humedad. Puede ser reemplazado por maizena.

El bicarbonato, por su parte, se encargará de neutralizar olores e inhibir el crecimiento bacteriano. Quienes tengan piel sensible deberán bajar la dosis de bicarbonato y sustituirla por más almidón o hacer un desodorante libre de bicarbonato.

Ambos activos los dispersaremos en una base oleosa a base de aceite de coco, conocido por sus propiedades antimicrobianas gracias a su alto contenido en ácido laúrico, y manteca de karité, que va a nutrir y reparar la piel.

Un poco de cera de abejas  dará dureza al preparado (lo podemos cambiar por cera candelilla, pero bajando la proporción ya que es mas dura, y teniendo en cuenta que esta última no tiene las mismas propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas).

El olor que le da la cera de abejas virgen es delicioso, si bien insuficiente para mi gusto. Por ello, elegiremos una buena sinergia de aceites esenciales antisépticos, como lo son el de pomelo, el de árbol de té, el de palmarosa y el de ciprés.

Basta con fundir todos los aceites y ceras junto a los activos en polvo al baño maría, sacar del fuego, añadir los aceites esenciales y enmoldar. Para esto, yo he utilizado un envase de pegamento vacío y limpio que he decorado con cinta adhesiva de colores porque así de cursi soy yo. ¿El resultado? Un desodorante mucho más cómodo de aplicar que la piedra de alumbre con olorcillo rico pero no envolvente que nada tiene que envidiarle en cuanto a duración. Cierto es que para ocasiones especiales como bodorrios o entrevistas de trabajo en las que me ponga a sudar como un pollo de los nervios, pueda utilizar ambos a la vez. Pero para el día a día, prefiero algo rápido, simple y gustoso de aplicar.

Os dejo la receta:

  • 5 g aceite de cocodesodorante1
  • 5 g de manteca de karité
  • 10 g de cera de abejas virgen
  • 6,5 g de almidón de arroz
  • 3,5 g de bicarbonato de sodio
  • 8 gotas de aceite esencial de pomelo (sin furocumarinas, no fotosensibilizante)
  • 3 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 3 gotas de aceite esencial de palmarosa
  • 2 gotas de aceite esencial de ciprés
Anuncios

7 pensamientos en “Cómo hacer desodorante sólido

  1. Me encanta y tiene que oler de maravilla!! Pero no mancha la ropa? Es que ahora llega el buen tiempo.. las blusas y camisetas ligeras y de colores claros se ven muy feas si deja cercos… Yo uso el de gel de lino con bicarbonato pero no me dura mucho la verdad. Me encantaría probar este.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola ,ayer hice tu desodorante, pero me ha quedado más duro de la cuenta , vamos que al pasarlo por la piel no deja grasilla ni nada es como muy seco,,no se que habré hecho mal, puedo arreglarlo añadiendo algo más?

    Me gusta

      • Seguramente me habré pasado con algún ingrediente,la báscula también puede ser la culpable jijiiii,eso sí como una piedra pero huele genial le puse salvia, árbol de té y ciprés, gracias 😉

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s